Desposorios 2010

Un año más, la Banda de Música Virgen del Espino y la charanga, «Esto está pa’ no ise», han participado activamente tanto en las procesiones oficiales como en las extraoficiales, animando los días de fiesta. La actividad comenzó con el acompañamiento de la imagen de Nuestra Señora del Espino en la tradicional «Bajada de la Virgen» del jueves 12 de agosto, en la que se traslada a la patrona desde la ermita a la Parroquia de Santiago El Mayor.

 

Su actividad continuó el Domingo de Desposorios acompañando a los Cumplidores de los Desposorios en las Vísperas y tomando parte de la Procesión del Ofrecimiento acompañando a San José.

El lunes de Desposorios la Banda de Música Virgen del Espino volvió a lucir en la «Subida de la Virgen» acompañando de nuevo la imagen de la Virgen hasta la ermita del Espino, donde pasará el resto del año.

 

El último acto oficial de la Banda y tal vez el más animado tuvo lugar en el Festejo Taurino que se celebró en la tarde del lunes y en la que se animó la corrida y al público con los más conocidos y alegres pasodobles como Paquito Chocolatero, Galas Taurinas o La Entrada.

Durante los diferentes actos oficiales que ha realizado la Banda de Música se han estrenado varias marchas y pasacalles. Entre ellos destacan las marchas de procesión: Callejuela de la O, Pasan los Campanilleros y Encarnación Coronada; y los pasacalles: El Maestrazgo, Siles en Fiestas y Xabia. Otro de los estrenos musicales de la Banda de Música ha sido el Himno a la Virgen del Espino, con el arreglo de Jesús Herrera y Juan Ignacio López que se interpretó tanto en «La Subida» como en «La Bajada». A continuación le ofrecemos la posibilidad de escuchar dicha composición.

Por otro lado, la charanga «Esto está pa’no ise» animó la mañana del Viernes de Desposorios a todas la personas que se encontraban en la Plaza Grande y en el Grand Prix que se celebró en la Plaza de Toros. Como ya es habitual en los últimos años, un grupo de músicos -prácticamente la mitad de la banda- y amigos se reunieron para tocar y animar a la gente en las inmediaciones de la Plaza Grande. Se interpretaron todo tipo de piezas, desde pasodobles como Nerva o Chiclanera, a arreglos de temas como: Ellos las prefieren gordas, Pasa la banda o Tírate de la moto.

De esta manera los integrantes de esta Banda de Música contribuyen a la diversión de los membrillatos y a mantener parte de las tradiciones de Membrilla.

Para terminar, desde estas líneas, queremos agradecer el apoyo y colaboración del público, tanto a aquellas personas que nos ofrecen agua durante las procesiones, como a aquellos que aplauden y bailan con nuestra música. Un abrazo a todos y esperemos que en los Desposorios 2011 podamos disfrutar de nuevo con la música y la alegría de este grupo de personas.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.