Noche mágica en Leganés

El pasado 21 de mayo, en plena jornada de reflexión electoral, nuestra querida Banda de Música Virgen del Espino de Membrilla se acercó a la localidad madrileña de Leganés para amenizar esa tarde con un concierto bastante heterogéneo en su famoso quiosco. Tanto el lugar como el tiempo no pudieron ser más propicios, ya que este quiosco está situado en la plaza que está justo en frente del conservatorio de música del municipio; una plaza acogedora y llena de encanto y que se desbordó por todos lados tanto buena música como el calor de un público encantador que se fue animando con cada pieza.

El concierto comenzó con la interpretación del pasodoble Ópera Flamenca, un alegre pasodoble aragonés, muy conocido por todos, en el que se mezclan las melodías más genuinamente españolas. Seguidamente escuchamos un poema sinfónico del militar toledano Emilio Cebrián, Una noche en Granada. Esta pieza deleitó al público asistente, quizás porque puede recordarnos en ciertos pasajes a la triste leyenda el rey moro Boabdil; evocarnos también las cálidas noches en los jardines de la Alhambra, así como la música de la marcha mora del reino nazarí o la alegría de los bailes andaluces y ritmos gitanos. Y de la alegría de ritmos españoles nos fuimos a la majestuosidad de los valses, ya que volamos a los palacios de Viena con The Second Waltz de Shostakovitch, uno de los valses más famosos del mundo.

A continuación, se interpretaron Leyendas de Caballeros, una composición de fragmentos de bandas sonoras de películas tan conocidas como Primer caballero, La máscara del Zorro, Gladiator o Piratas del Caribe, del instrumentista Manuel Calero y que hizo que muchas personas, jóvenes y no tan jóvenes, que simplemente pasaban por allí, se quedarán para ver nuestro concierto, se sintieran atraídos por una música llena de fuerza y ritmo que resonaba por toda la zona.

Tras un breve descanso se reanudó el concierto con la interpretación del pasodoble Espino y Coraje, del compositor Juan Ignacio López Carbonero más conocido por nosotros como “Juanito” ya que es un chico que con sólo 18 años nos dedicó este alegre y maravilloso pasodoble. Los músicos no podían tocar este pasodoble en un lugar mejor, ya que Leganés es su ciudad natal, y él es el bombardino que ha unido, junto con Jesús Herrera, a estas dos agrupaciones musicales. Es un pasodoble que homenajea a la BMVE y a este magnífico amigo en su tierra.

Tras esto, y con el aforo al completo, llegó la sorpresa de la tarde. Las melodías de Moment for Morricone, ABBA Gold y Nino Bravo en concierto transformaron al público y lo pusieron en pie. Estas piezas, populares y muy conocidas, hicieron que el público aplaudiera y vitoreara, que cantara sus canciones, que sintiera la misma alegría y emoción que los músicos que la tocaban.

Tras finalizar el programa oficial del concierto, el director de la Banda sinfónica “Pablo Casals” de Leganés hizo entrega a Jesús Herrera de una placa conmemorativa de este momento y de la amistad que une a las dos bandas, invitándonos a próximas ediciones del ciclo “Música en el quiosco” y destacando la labor de Jesús Herrera, un director que cada día se va haciendo más grande como director, como músico y, sobre todo, como persona.

Para concluir y como broche del momento se interpretó como bis un famosísimo pasodoble de esta Banda: Amparito Roca, que unió a jóvenes y mayores y que hizo que al unísono pidieran “otra, otra”; y para no defraudar al público se interpretó El Gato montés que arrancó más de un olé a todos los asistentes.

Para finalizar desde estas líneas nos gustaría agradecer a todas aquellas personas que se acercaron tras el concierto para darnos la enhorabuena, para invitarnos encarecidamente a que fuéramos muchas veces más, y que nos dijera lo grande que somos aunque seamos una banda pequeña.

2 comentarios

    • Marina en mayo 24, 2011 a las 10:46 am
    • Responder

    Toma ya!!! así me gusta, dejando el pabellón bien alto!! No esperaba menos de vosotros!

    • Beatriz en mayo 24, 2011 a las 2:15 pm
    • Responder

    Vini, vidi, vinci, uséase llegó, vio y venció. Tocar nos gusta, nos divierte, nos une y hace que nos lo pasemos genial los amigos de la Banda.
    Así que para que luego digan ….! quienes ya sabemos.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

*