Una ajetreada despedida al 2011

El pasado mes de diciembre ha sido más musical que nunca para la Banda Virgen del Espino, ya que desde que empezamos participando en el Pregón de Navidad, junto al Grupo Cultural Galán de la Membrilla, no hemos dejado de llevar la música de un lado para otro y allá donde fuéramos.

Tras esta actuación del día 17 llegó el esperado pasacalles del día 24. Fue un pasacalles inesperado para el público y bastante espectacular porque cinco agrupaciones musicales se repartieron por el pueblo y llevaron la alegría ese día a cada rincón y a cada casa. La gente, que no esperaba encontrarse una banda al salir de sus compras o tras la puerta de su casa, salía y nos recibía con entusiasmo y algún que otro polvorón o mantecado. Este acto, que se ha realizado por primera vez en Membrilla y que ha sido organizado por el Ayuntamiento para dar alegría por todas las calles del pueblo fue un éxito.

Para no perder embocadura, el día 26 los componentes de esta Banda nos acercarmos al Centro de Estancias Diurnas para animar a nuestros mayores y también, como no, a las personas que se encargan de velar por ellos –familiares, auxiliares, limpiadoras…-. Y del mismo modo que empezamos la última semana del año la continuamos pero ya preparando el Concierto de Reyes. Pero antes de éste, tuvimos la primera actuación del nuevo año en el C.A.I. Lope de Vega, Al que llegamos entre villacicos y canciones infantiles para la alegría de los más pequeños. Los peques disfrutaron de lo lindo ecuchándonos, bailando y tocando sus panderetas y… bueno, también nuestros instrumentos. Nos agradó ver como descubrían cada sonido.

La última actuación previa al concierto también estuvo dedicada al público infantil, el más agradecido. El día 5 de enero fuimos convocados por el Ayuntamiento para participar en la Cabalgata de sus majestades los Reyes Magos, para ir abriendo el desfile trás la Estrella Fugaz llegada de Oriente. Y allí fuimos vestidos para la ocasión, caracterizados como un gran Portal de Belén, no faltaron ni San José, ni la Virgen María, ni el buey (aunque nos faltara la mula), las ovejitas y los pastorcillos…. Casi todos conseguimos llegar al portal de la Plaza subidos en un trenecillo decorado para la ocasión globos y luces de colores. Todo esto gracias a la idea y colaboración de Pepe, Sebastián y Portal.

Como colofón y broche dorado de esta Navidad llegó el Concierto de Reyes, una actuación para jóvenes y mayores que escucharon música pop y rock de los 70 y 80 que fueron escogidas para celebrar este majestuoso día. Todos disfrutamos al ver la participación de la gente, por su asistencia así como por el acompañamiento con las palmas o con alguna canción. Todo ha sido una nueva experiencia llena de sensaciones para la banda.

Así, pasando por todo tipo de público, la Banda Virgen del Espino ha querido despedir un 2011 cargado de música y abrir el nuevo año con más música. Con todo esto, aún nos quedaron fuerzas para celebrar una comida con los miembros de la banda y los familiares que quisieran apuntarse, comida que no pudimos celebrar en Santa Cecilia y que quisimos celebrar el día 7, con música en directo, como no. Después de la resaca musical, ahora nos toca descansar un poquito, para coger fuerzas y empezar a preparar próximos conciertos.
Muchas gracias a todos los que haceis posible que sigamos disfrutando haciendo lo que más nos gusta y FELIZ 2012.

 

 

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

*