2012, Un año para recordar

_MG_0088Como vicepresidenta y música de esta banda me gustaría hacer un repaso por todo lo que nos ha acontecido en este año que ha terminado.

Empezamos el año 2012 con muchos proyectos musicales en mente y, al acabar el año, vemos que ha sido posible realizarlos todos, tal y como se recoge en nuestra web y en otras publicaciones. Pero yo no escribo para hablar de actos oficiales, esta vez me pongo a escribir para recordar aquellos momentos que nos han unido como el gran grupo que somos. Al mismo tiempo que escribía me han ido viniendo sentimientos y recuerdos que no he querido dejar pasar, espero que anime a otros miembros a escribir su experiencia como músicos, sus comienzos, sus ilusiones, etc.

DSC087457 de enero de 2012: primera comida del año; como no nos venía bien hacer comida de Sta. Cecilia, la pospusimos e hicimos cena de Navidad, en este caso de Reyes. Y cómo lo pasamos… Para no faltar a la tradición nos llevamos los instrumentos y, después del café, empezó la fiesta, un «no parar» de tocar, y en los descansos un poquito de karaoke, en fin, un poco más y no nos venimos de allí.

Empezó el año con un proyecto que se llevaba en mente muchos años: LOS TRAJES NUEVOS…….y ¿de qué color? Ay, madre, la que se lió, ¡amarillos los teníamos que haber pedido! Este fue un momento duro, pero que visto con perspectiva me da mucha risa, una vez más los problemas sirvieron para hacer nuestra unión más fuerte. ¡Que todos los problemas sean como éste!

DSC_0506En febrero, algunos que no sabemos decir que no, nos preparamos para el Carnaval y, cogiendo nuestros instrumentos, participamos en estos dias, como otros años hemos hecho y como queremos seguir haciendo.

Y de aquí y pasando la Semana Santa, sin casi darnos cuenta nos encontramos con el 21 de abril. ¡Qué ganas de boda! Y cómo no, en la boda de una flautista (Isabel) y el director de la banda (Jesús) no podía ni debía faltar la música. Así que unos cuantos músicos nos pusimos manos a la obra para poder acompañar la misa con nuestras notas.

Por primera vez ¡y qué emocionante! acompañamos a los novios desde sus casas hasta la iglesia con pasacalles; por experiencia puedo decir que es algo muy grande, que emociona tanto al que toca como al acompañado.

Después de la misa, no podiamos faltar al salir de la iglesia. Mientras familiares y amigos les tiraban el arroz amenizamos el momento con unos pasodobles. De aquí en adelante mejor no escribir los detalles… solamente decir que fue genial y que alguna perdió los zapatos, como la Cenicienta.

bodaY de una boda a otra, casose mi hermano Antonio (saxo soprano), el músico más charanguero que conozco junto a mi amigo y compañero de cuerda Patricio. Así que, de nuevo, misma operación que en la anterior, sólo que esta vez la boda era por la tarde y pudimos aprovechar la mañana en mi casa sin parar de tocar (incluido el novio), como nos gusta… No faltó una incipiente Celia cantando Campanera, calentando la voz para la sorpresa que tenía preparada en la misa.

Como la boda fue en Valdepeñas, hicimos un pequeño recorrido hasta la iglesia tocando pasacalles y de nuevo acompañamos en la misa. Y la entrada al «salón» en «El Milagro», muy emotiva, con ese pasodoble: Nerva.

foto jesulinDe aquí en adelante, pues como en la de Jesús e Isabel pero en la finca, ¡ah! sólo que esta vez nadie perdió los zapatos, ¡aunque sí el autobús!

Y llegan los Desposorios, charanga y charanga ¡cómo no! Y acaban con los toros, que vinieron Jesulín y Víctor Puerto y las músicas de la banda aprovechamos para hacernos unas fotos con ellos.

Bueno, y ahora viene el plato fuerte: «Homenaje a Jose María»… sólo teniamos un mes para preparar lo que nos faltaba y lo pasé recordando viejos tiempos…

…Los Reyes Magos de 1990 me trajeron un órgano Casio, y con eso empezó todo. Mi hermano me enseñó las notas y se las pegó con cinta adhesiva a las teclas… así él tocaba 1cancioncillas y yo me quedaba «embobá», en aquellos tiempos mi hermano llevaba un tiempo en solfeo y yo, «cansina» y muerta de envidia, no paraba de decirle a José María: «¿Me puedo apuntar a música?», y él: «No, que eres muy chica»; a otra semana la misma pregunta y así hasta que después de años me dijo: «Venga, después del verano te acercas por allí», y así empecé y no sin complicaciones, porque a mí el solfeo no me gustaba «na». Ahora, cuando me compraron el instrumento… fue inolvidable y ahí sí que «le metí caña» y en un año salí tocando. De ahí hasta ahora nada más que 13 años tocando con la banda e intentando mejorar día a día…

DSC_0463Como iba diciendo, un mes para mí muy duro el de septiembre de este 2012, por motivos de salud, los que me hicieron no poder colaborar lo que hubiese querido en el homenaje y por la muerte de mi abuelo.

Quiero hacerle un pequeño homenaje en este escrito, ya que él, Juan Fernández Crespo, fue en parte culpable de que los tres hermanos hayamos acabado en este maravilloso mundo. Él y su hermano Andrés, descendientes de músicos, tocaron en grupos musicales de la época y con la banda del pueblo. Andrés, el requinto, y mi abuelo, el jazz, una especie de batería de la época. Además, amigo de José María, pese a sus 10 años de escritadiferencia de edad, hizo que la música fuera un tema de conversación muy repetido. Fiel seguidor de esta banda, no dudaba en decirme los fallos que encontraba en las actuaciones y le gustaba ir los viernes a vernos ensayar. Recuerdo cuando conoció a Jesús (el nuevo director) y fue al primer concierto y a la comida de Sta. Cecilia del día siguiente. Me dijo: «Ha hecho mucho con vosotros, pero en la juerga no tenéis solución, porque estéis de juerga no tenéis que tocar tan mal…», y parece que Jesús lo oyera, porque se puso manos a la obra y hemos conseguido salir de charanga tocando en condiciones. El último concierto al que acudió, ya aquejado de alzhéimer,  me dijo: «Me duelen las manos de tanto aplaudir, muy bonito todo». Me alegro de que pudiera disfrutar de esta evolución.

Volviendo al tema del homenaje, he de decir que fue un momento inolvidable, disfrutamos mucho, doy las gracias a Rafa por ayudarme con el escrito y cederme el puesto de presentador porque, aunque estuve muy nerviosa, disfruté haciéndolo. Y cómo no, también gracias al resto de la junta y a los que nos ayudaron a montar el ágape de después, donde pudimos comentar historias y momentos vividos en todos estos años.

 IMG_3954Después de este gran día al que dedicamos un apartado en esta web, nos esperaba el día 13 de octubre, pero tres días después del homenaje vino al mundo un nuevo miembro de la banda: Gael, el hijo de Laura y Rafa (nuestro presidente), ¡qué cosita! Si ya sale en la foto oficial de la banda, con su traje y todo, ¡hasta el saxofón le han comprado!

Llegó el 13 de octubre, mi boda con Pedro, no podía ser menos que las anteriores, yo saxo tenor y él tuba. No fue distinto a las demás: los músicos fueron a despertarme, a despertar al novio, nos acompañaron a la iglesia, en la misa y a la salida de ésta. Todo música, todo igual que en las anteriores, pero para mí especial. Y tengo que contar mi experiencia:

DPP_0176bAprovecho ya que escribo sobre mi boda para decir que los componentes de la banda me hicieron sentir algo muy grande, algo que no sé si puede explicarse con palabras, me sentí orgullosa de ser parte de este grupo. No sólo de la agrupación musical sino de este grupo de amigos que somos. Con nuestras broncas y nuestros buenos momentos, con risas y cantos, nuestras conversaciones, unas veces profundas y otras más livianas. En fin, un gran grupo con el que espero siga muchísimo tiempo. Como dice Loquillo en una de sus canciones: «No vine aquí para hacer amigos, pero sabes muy bien que puedes contar conmigo».

Bueno, por dónde iba, ah sí, el siguiente acto no oficial fue el de la cena de Sta. Cecilia y, cómo no, esta vez y después de un gran concierto, lo celebramos de aquella manera, como nosotros sabemos, unos más y otros menos…

reyes29Para despedir el año: la charanga de Nochebuena. Gran idea del Ayuntamiento que llena este pueblo de música y músicos, porque otra cosa no sé, pero músicos hay unos cuantos en este pueblo.

Y todo esto que ahora repaso es también la historia de la banda. Los ensayos, los conciertos, los actos oficiales, los nuevos retos musicales, son lo que nos une y la razón de ser de la banda. Pero todos estos momentos que vivimos juntos son en realidad la vida de la banda. ¡Y siempre con música!

Esperemos que el 2013 sea mejor de lo que esperamos.

¡Feliz año 2013!

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

*