Fin de semana completo con el rodaje para el programa “El Templete” de Castilla La Mancha Televisión

344548467851

Agotador pero gratificante fin de semana con el rodaje para el programa de Castilla La Mancha Televisión “El Templete”.

En el ensayo del viernes día 24 de mayo de 2013, ya se vaticinaba que el fin de semana sería bastante completo, pero toda la banda lo asumió con la ilusión de que el esfuerzo tendría su recompensa: un recuerdo para toda la vida.

344695866634

El sábado día 25, los presentadores del programa Koldo y María, acompañados de sus cámaras, entrevistaron a algunos de los miembros de la banda. El primero fue José María, nuestro director en la reserva. Posteriormente la familia del director, su esposa Isabel (flauta) y su cuñado Juan (bombardino), para continuar las entrevistas con la familia “Canana”. Allí les esperaban Antonio (saxo soprano), sus hermanas Marina (saxo tenor) y Celia (trompeta y tonadillera) y Pedro (tuba) marido de Marina, finalizando con la entrevista de Santos (trompeta), en su lugar de trabajo, el taller propiedad de su familia. Cada uno de los entrevistados tuvo la oportunidad de contar sus experiencias, interpretando alguna pieza conocida o improvisada. José María incluso les enseñó su huerto y recolectó un puñado de habas para la cadena.

344669156041

La mañana del sábado terminó con el rodaje en la Plaza del Azafranal, donde los simpáticos presentadores entrevistaron la charanga “Esto está pa’ no ise”, que amenizó el reportaje con sus populares popurrís: “Que bonita es la amapola”, “La barbacoa”, “La banda pasar”, “Superrumbas” o “A quien le importa” entre otras, para terminar como suele ser costumbre en los días de charanga, comiendo en vaso.

A primera hora de la tarde Koldo entrevistaba a Jesús, nuestro director,  y  posteriormente, continuando con el plan previsto, nos dimos cita toda la banda en el salón de ensayos de la Casa de Cultura con todo el equipo del programa, donde nos grabaron en una sesión normal de ensayo, interpretando las dos primeras partes de “Cordilla de los Andes” de A. Malando. Prueba de sonido, plano largo, plano corto, «¡repetimos…!» Lo que viene siendo el rodaje para un programa de televisión.

Imagen1Inmediatamente después, nos vestimos con el traje de la banda en modalidad de invierno, con chaqueta y corbata, pasando al auditorio, para hacer un pequeño concierto. En primer lugar, tuvimos el honor de compartir una pieza con dos integrantes de uno de los grupos de música celta más importantes del actual panorama musical: Pilar Fernández-Sacristán (flautista) y Miguel Ángel Pintado (piano),  ambos del grupo de música celta “Mar del Norte”.  Una banda manchega, formada en Manzanares en 2002.

Acompañamos al grupo en una de sus obras, “La cabra tira al monte”, compuesta por Pilar, su flautista, la que nos deleitó con una soberbia interpretación. A continuación la banda en solitario recreó uno de los arreglos de Paul Lavender, “John Williams in Concert”, un pequeño mix de cine con bandas sonoras de las películas “ET”, “La Misión” o “Tiburón”, entre otras, con proyección de video incluido.  Prueba de sonido, plano largo, plano corto, repetimos…, para terminar recogiendo todo el material y cargándolo en el camión del taller de  Santos, para las actuaciones del domingo día 26.

346130528875

“A quién madruga Dios le ayuda”, dice un refrán castellano y no le falta razón, ya que el domingo empezó pronto. A primera hora, María entrevistaba a los alemanes, o sea, a Luis (trompeta) e Inmaculada (trombón de varas), que actualmente se encuentran trabajando en Alemania y no han dudado vivir esta experiencia con sus compañeros, cada uno en la medida de sus posibilidades. Entretanto la banda, acompañados de algunos de nuestros familiares, nos trasladamos a la finca “La Cueva”, propiedad de la familia de Rosa (saxo alto). Allí, los padres y hermanos de Rosa nos invitaron a almorzar. Antonio (soprano) e Isidoro (clarinete) ejercieron de cocineros y nos hicieron unas gachas de «pitos», como nosotros las llamamos, cuyo ingrediente principal es la harina de almortas, típicas de esta tierra; completando el almuerzo con unos chorizos asados y panceta, además de  unos aperitivos de queso manchego y jamón serrano de los que dimos cuenta mientras se hacían las gachas, acompañado todo ello de pan blanco y vinos de la cooperativa del pueblo: blancos de las variedades airén y verdejo y tinto de la variedad cencibel (tempranillo que suelen llamarlo ahora, por aquello del marketing). Algunos también bebieron cerveza con y sin alcohol, sin olvidarnos de los más pequeños que bebieron refrescos con gas. Tiempo tendrán para beber otras cosas. Un almuerzo ideal para afrontar con solvencia lo que vendría después. Nuestros intrépidos reporteros no perdieron detalle en la elaboración de las gachas, una de las comidas por cuyo motivo se han llevado a cabo algunas de las más grandes hazañas realizadas por cuadrillas de jóvenes, a esa hora en la que la mayoría de la población duerme. “Algo tendrá el agua cuando la bendicen”.

360729636346

Lo que aconteció a continuación es difícil expresarlo con palabras. A pesar de eso, vamos a intentarlo. La banda se vistió está vez con la modalidad de verano, camisa de manga corta, ya que la temperatura era agradable en mitad de la mañana. Por si alguien lo desconoce, la finca “La Cueva” tiene una plaza de toros en la que ya se han celebrado numerosos eventos taurinos. Se repartieron los papeles y así transcurrieron los hechos: en la entrada de la plaza, Rosa era entrevistada por María y Koldo, a continuación lo mejorcito del panorama taurino nacional, los diestros: Pedro “Lagarto Chico”, padre de Pedro (tuba) en el centro, a su derecha Severiano “Finito de Membrilla”, padre de Joaqui (saxo alto) y a su izquierda Manuel “Pretinilla” el clarinete parvulillo y padre de las flautistas Maite y Elena, esta vez en su papel de matador de toros, arropados por una improvisada cuadrilla de subalternos: los hermanos de Rosa: Juanjo y Tomasillo, Blas (Koscas), el tío de los cananas, Juanjo junior y Victoria, la hija de Diego (percusión), todos ellos en su papel de banderilleros, areneros, camilleros…, además de algún pequeño retoño más que se sumó a la contienda (Carmen), encabezando la comitiva. Ha costado años poder conseguir que las agendas de matadores y subalternos hicieran posible compartir cartel.

360729923621Para amenizar la corrida y en perfecta formación, detrás de semejantes figuras, la Banda de Música Virgen del Espino de Membrilla, amenizó el paseíllo con el pasodoble taurino “El Gato Montés”. Los espadas de los extremos caminaban cubiertos por sus monteras, no así Pedro “Lagarto Chico” que caminaba descubierto, ya que era el único matador, según los expertos, que ya había lidiado en esta plaza, o tal vez, que la montera era tres números más pequeña de su talla. A pesar de haber hecho acto de presencia la nieve en los tejados de los diestros, no les faltó valor, saludando a las autoridades al llegar a la tribuna. Mientras, el público entregado gritaba: –¡Guapos!- y –¡Viva la Virgen del Espino!-, nuestra querida patrona, de la que la banda tomó su nombre. A continuación alguien gritó: –¡Viva la Banda Virgen del Espino!- Creemos que era lo que el aficionado anterior había querido decir. En fin, a todo el mundo no le sientan igual las gachas.

La corrida discurrió sin incidentes. Corta faena de capote de los diestros, que demostraron encontrarse en buena forma, deleitando a la afición con algunas “verónicas”, “medias verónicas” y  “chicuelinas” en el centro de la plaza. Nula faena con la capa y peor con el estoque. Cabe destacar la falta de trapío de los toros que no se presentaron. Desconocemos los motivos de su ausencia, por lo que el evento concluyó sin tener que lamentar daños personales y todo quedó en un simpático simulacro, donde lo mejor fue el almuerzo y las dos vueltas que se le dieron a la plaza, siendo la banda la protagonista del acontecimiento. Le damos las gracias a la familia de nuestra compañera Rosa, por su hospitalidad y cortesía. Los telespectadores de “El Templete”, nunca habrán visto una cosa igual.

100_7774

Finalizada la fiesta nacional, nos dirigimos de nuevo a la Plaza del Azafranal donde nos colocamos al lado de la Sociedad Cultural “La Protectora”. En ésta, simultáneamente se estaba celebrando un acto en honor de los socios mayores de 90 años de la Sociedad. Una vez montado el chiringuito, interpretamos varias veces, por aquello de prueba de sonido, plano corto etc., la polca “Feuerfest” o Danza del Yunque, de Josef Strauss. Esta vez, el encargado de hacer sonar el yunque fue Juan (bombardino), haciéndolo con un brío que cogió desprevenido a casi todos, a juzgar por la encogida que metieron. María, la presentadora, pidió que aquellos que tuvieran gafas de sol hicieran el favor de quitárselas, por el mal efecto que producen en televisión, momento en el que uno de los músicos aprovechó para lanzarle un piropo a la guapa presentadora, que por prudencia es mejor no repetir. Para finalizar y tras aceptar un reto que los presentadores nos hicieron en el ensayo de la tarde anterior, interpretamos “The final countdown” de Joey Tempest o “El final de la cuenta atrás”, para los que somos más de la lengua de Cervantes. Título que dio nombre al tercer álbum del grupo sueco Europe, lanzado en mayo de 1986. Al final de la interpretación celebramos con entusiasmo el haber conseguido superar la prueba.

100_7775

Volvimos a recoger los bártulos y una vez cargados en el camión, hicimos un pasacalle hasta la Plaza Grande, tocando el pasodoble “Pepe Antón” de Antonio Carrillos, presente en las últimas actuaciones de la banda. Una vez en la Plaza Grande, nos colocamos frente al Ayuntamiento de la villa, delante de la nueva fuente construida con la muelas del molino de Piña, uno de los antiguos molinos del Río Azuer. Interpretábamos “Vicente Marín” de Domenech y Aparicio para la televisión, cuando un molesto visitante amenazó con adelantar el final de los acontecimientos: la lluvia. Dadas las circunstancias y sin pérdida de tiempo nos dirigimos con premura hacia el templete del Espino, donde colocamos de nuevo las sillas, atriles, percusión… mientras la tormenta, con rayos y truenos incluidos arreciaba. Protegidos por el techo del templete, pasó el chaparrón y reanudamos la actividad.

100_7777

Como colofón al fin de semana, el templete se vistió de copla. Nuestra trompeta y tonadillera Celia, cambió el traje de la banda por el vestido de cola, vestido con el que manifestó sentirse cada vez más cómoda, ante las preguntas de la presentadora del programa, para interpretar acompañada por la banda “Viva el pasodoble” de Rocío Jurado, adaptado para banda por F.J. Lamata Gómez. Es un privilegio contar con personas tan polivalentes. Tras las repeticiones de rigor, finalizamos el rodaje con otro pasodoble. En esta ocasión el himno de Huelva, “Mi Huelva tiene una ría” letra de Alejandro Wilke y Domingo Manfredi, al que Emilio Molero le puso la música, interpretado por nuestro paisano Agustín, que ya ha colaborado en varias ocasiones con la banda.

100_7786

Probamos sonido, plano corto, repetimos…, y así llegamos al final de un ajetreado fin de semana que todos recordaremos con mucho cariño y que a medida que pase el tiempo nos parecerá aún más entrañable.

Esperamos con impaciencia el día en el que nuestro pueblo y nuestra banda, en definitiva, un pedazo de nuestra vidas, sean los protagonistas del programa musical “El Templete” de Castilla La Mancha Televisión. Les damos las gracias a María, Koldo y a los cámaras por su trato amable y como no, a Castilla La Mancha Televisión por haberse fijado en nosotros.

           Desde aquí, agradecemos a Celia, Agustín y tantas personas que han colaborado con nosotros. Lo hemos pasado muy bien entre cámaras y amigos y esperamos que se repita pronto.  Un abrazo.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.