Finalizan unos Desposorios llenos de actividades y buena música

Se cumplieron los pronósticos y con la ayuda de Ntra. Patrona la Virgen del Espino; los Desposorios han transcurrido con normalidad y nuestra banda de música ha cumplido con solvencia sus compromisos, en unos días en los que las altas temperaturas han sido la tónica general.

Comenzamos con la tradicional bajada de la Virgen del Espino, desde su Ermita hasta la iglesia de Santiago el Mayor, el pasado jueves 8 de agosto. En esta ocasión, nuestra banda desfiló abriendo paso a San José en una tarde con una temperatura muy agradable, nada comparable con la de la bajada de 2012, donde una gran ventisca nos sorprendió cuando nos dirigíamos al Cerro del Espino.

IMG_6030El jueves día 15 de agosto, festivo nacional y onomástica de María, se inauguraban las fiestas patronales, en un acto en el que los protagonistas son los más pequeños. Todos los miembros de la banda que lo desearon se vistieron con la camiseta roja de la charanga “Esto está pa’ no ise”, comenzando el pasacalle sobre las 19:30 horas, en la Plaza del Azafranal, amenizando el recorrido con conocidos popurrís infantiles y para finalizar en el Pabellón Multiusos de los Paseos del Espino, donde tuvo lugar un espectáculo destinado a los más jóvenes. No obstante, cuando la banda se viste de charanga, intenta hacer gala de su nombre y aprovecha para llevar su música fiestera a los paisanos que se encuentran disfrutando del comienzo de las fiestas en los bares de la localidad. Empezamos el recorrido en el bar del “Melgo” que tuvo la deferencia de invitarnos a unas cervezas, después nos pasamos por el “Chiqui” que también agradeció nuestra presencia generosamente, para terminar en el “Juanito”, que en esta ocasión se encontraba bastante ocupado, aunque para nosotros lo importante es pasarlo bien y que la gente disfrute, por lo que esperamos tocando y refrescándonos hasta casi la media noche, en la que obsequiamos a las damas, autoridades, cumplidores y resto de asistentes a la Cena de Gala, con “Amparito Roca”,  el pasodoble por excelencia de esta banda.   

Al día siguiente, teníamos uno de los eventos para el que la banda más se ha preparado estos Desposorios, el Concierto de Pasodobles y Zarzuela. La tarde se llenó de nubarrones que amenazaban con arruinar la noche, pero al final se disiparon dejando una noche cálida y apacible. A las 23:00 horas, cuando la banda se subió al escenario de la Plaza del Azafranal, la plaza estaba “abarrotá”, lo que la banda agradeció dando lo mejor de sí, ofreciendo un concierto memorable que fue del agrado del público asistente y un estímulo para seguir creciendo como músicos.

IMG-20130821-WA0003

Para empezar, la banda abrió el concierto con una versión instrumental del pasodoble del maestro Carlos Castellanos, “La Morena de mi Copla”, en honor a la mujer morena, del pintor Julio Romero de Torres. A continuación nuestra guapa tonadillera Celia Jiménez y nuestro paisano Agustín Jiménez defendieron la plaza con dignidad, interpretando “Francisco Alegre”, y “Capote de grana y oro” de los maestros Antonio Quintero, Rafael de León y Manuel Quiroga y “María de la O”, de Salvador Valverde, Rafael de León y Manuel Quiroga, por parte de la primera y “El  Beso” de Fernando Moraleda, “Triniá” de Manuel Quiroga, “María la Portuguesa” del cantautor Carlos Cano, y el pasodoble jota “No te vayas de Navarra” de Ignacio Román y Rafael Jaén, referencia de las fiestas taurinas de los “Sanfermines” de Pamplona, por parte del segundo; alternándose con la artista lírica invitada Rufi Cordero, natural de Manzanares, que con una actuación de gran altura nos introdujo en el mundo de la zarzuela interpretando “La Canción de la Paloma” de la zarzuela “El Barberillo de Lavapiés” de Francisco Asenjo Barbieri, “Las Espigadoras” de la zarzuela “La Rosa del Azafrán” de Jacinto Guerrero, “La Canción Húngara” de la zarzuela “Alma de Dios” de José Serrano, poniendo el broche final al concierto con ”Los Nardos” de la zarzuela “Las Leandras” de Francisco Alonso.

Entretanto, y como ya anunciábamos en el artículo de presentación de los Desposorios, el sacerdote natural de Manzanares, D. Luis Eduardo Molina Valverde, ha oficiado el solemne novenario en honor de Ntra. Sra. del Espino todos los días a las 21: 30 horas, concluyendo el mismo el sábado día 17 con las Vísperas de la fiesta de los Desposorios, en la que nos habló de la Iglesia como madre de nuestra fe y el papel que jugó San José, esposo de María, cuando decidió no denunciarla y repudiarla en secreto. Gracias a su silencio, Dios pudo revelarle sus planes en un sueño. José descansó y guardó el secreto del Hijo de Dios, lo que dio origen a la Sagrada Familia.

IMG-20130820-WA0002El domingo día 18, nos citamos de nuevo frente al Ayuntamiento, para participar en una de las procesiones más solemnes del año, en honor a los recién casados Ntra. Sra. del Espino y San José. Quién no sea de Membrilla debió sorprenderse al ver el tamaño de la banda de música que estaba a punto de salir para buscar a los Cumplidores, pero después comprendería que no se trataba de una sola banda como le había parecido, sino de dos; aún así el tamaño de ambas seguía siendo importante y por tanto su potencial musical.

La procesión se desarrolló con normalidad y bajo un calor sofocante, por el que los cumplidores, damas, autoridades, alabarderos, miembros de la cofradía, clero, fieles y bandas de música, desfilamos por el itinerario de costumbre, acompañando a la Virgen del Espino y San José, adornado para la ocasión y arropados por todo el pueblo de Membrilla y de aquellos que tienen a bien visitarnos en estos días. Durante el recorrido y en dos ocasiones, unas almas caritativas tuvieron a bien darnos agua, gesto que les agradecemos de corazón. En esta ocasión nuestra banda anunciaba el paso de nuestra Patrona hasta el punto de partida, la Plaza Grande, donde tuvo lugar el tradicional “Ofrecimiento”; para después acompañar a los recién casados hasta la Iglesia. No entendemos muy bien, por qué sólo un grupo de alabarderos realiza el servicio completo y el resto no cubren este último tramo. Les animamos a todos a participar en la procesión hasta el final, con la misma ilusión que lo hacían antes.

IMG_0188[1]El lunes día 19, la banda finalizó sus Desposorios con la tradicional subida de la Virgen del Espino y San José, tras la celebración de la Eucaristía, que en esta ocasión presidió D. Luis Sevilla, párroco de la localidad, con motivo del 50 aniversario de su ministerio sacerdotal. Recibimos a San José y a nuestra querida Patrona en la puerta de su Ermita con el  Himno Nacional, para después dirigirnos al Pabellón Multiusos, donde una vez que los cumplidores nos agasajaron con una pasta de almendra, refresco, zurra y serrana, según el gusto de cada uno, tocamos el pasodoble “Domingo Ortega” de los maestros Florencio Ledesma y Rafael Oropesa. Pasodoble que la Banda de Música Virgen del Espino interpretó alegremente, momento que los cumplidores y algunos acompañantes aprovecharon para ponerse a bailar.

Aquí terminaron musicalmente los Desposorios para nuestra banda, no siendo así para la otra agrupación musical de la localidad que tenían que cerrar su actuación en estos Desposorios tocando en la corrida de toros de la tarde del lunes. Como no puede ser de otra forma, hemos tenido conocimiento del desagravio que esta asociación musical sufrió cuando llegó a la plaza, ya que el espacio que debía tener reservado esta banda había sido ocupado por parte de los asistentes a la corrida. Desconocemos las razones por la que esto sucedió pero nos sumamos a la indignación de dicha agrupación y nos solidarizamos plenamente con su malestar por los hechos acontecidos; que además, haciendo de tripas corazón y para evitar males mayores, cuatro de sus músicos tuvieron que acceder a pasar a la plaza para marcar los cambios de tercio. Sería deseable que en el futuro, las previsiones sean más acertadas para evitar estos sinsabores, por la cuenta que nos trae a todos.

IMG_0187[1]A las doce de la noche, los fuegos artificiales pusieron punto y final, en la teoría, a los Desposorios. En la práctica lo hizo el cohete que anuncia el final de la “Puja”, de la Plaza del Azafranal, unas horas más tarde. Bonita estampa durante los fuegos artificiales, con la luna casi llena en todo lo alto. Alguien comentó: -Verás, verás, si no salimos en la tele por derribar la luna con un cohete-.

Con esta nota de humor cerramos la crónica de unos Desposorios entrañables, siempre con la alegría de saber que dentro de un año (D.M.) podremos disfrutar de nuevo de nuestras tradicionales fiestas.

 

¡Viva la Virgen del Espino!

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

*