Ene 13

La Banda de Música Virgen del Espino ameniza un año más las navidades de Membrilla

altAj1kAu_6voO8ufrwFEvP-nIQzq46gOTPARvH5aw5fDNW

Navidad significa nacimiento. Un año más hemos celebrado el nacimiento del niño Jesús en Belén. Pero además, la Navidad es ese tiempo en el que la familia se reúne, casi siempre alrededor de la mesa, en el que tenemos una sensibilidad especial a la hora de percibir todo lo que ocurre a nuestro alrededor; es también ese tiempo en el que las ausencias se notan más en el que los sentimientos afloran de una manera especial como si al menos una vez al año tuviéramos el firme propósito de ser un poco mejores; es tiempo de compartir y, cómo no, es ese tiempo en el que la melodía de los villancicos nos acompaña vayamos donde vayamos.

Nuestra Banda, un año más, ha tenido el privilegio de participar en los diferentes actos celebrados en estas fechas tan entrañables. El lunes día 23 y rebosantes de salud, ya que la lotería descargó por otras latitudes, un grupo de músicos, que por una vez no se había olvidado las partituras, quiso llevar un poco de alegría a los más mayores compartiendo con ellos un rato con ellos en el Centro de Día con el único objetivo de alegrarles el corazón y devolverles así, con la melodía de unos villancicos, un poco del cariño que ellos nos han regalado a lo largo de sus vidas.

El altAnnAhM03esoGaRj36TSGVPbwFmYgz5bN7azy0Zp4GvpUdía 24 por la mañana, sobre las 12:00 horas, con  un tiempo bastante desapacible, todas las bandas de música tomamos el pueblo. La nuestra, en esta ocasión inició su recorrido en la Estación de Autobuses, amenizando con unos villancicos diferentes calles de la localidad, para finalizar todos juntos en la Plaza del Azafranal sobre las 14:00 horas. Posteriormente y a ritmo de charanga, decidimos hacer uso de los vales con los que el Ayuntamiento nos agasajó y celebramos que se acercaba la Nochebuena, alternando en algunos bares de la localidad.

El plato fuerte de estas fiestas se sirvió el día 4 de enero a las 21:00 horas, con el Concierto de Reyes, como ya les adelantábamos en esta misma página el día 29 de diciembre.  Unos Reyes de leyenda en el que tampoco faltaron las polkas, vals, zarzuelas y villancicos. Concierto llevado a cabo por el joven director Pablo Labián, que ya nos ha dirigido en otras ocasiones y cuya presentación corrió a cargo de Gaspar Fernández, el cual fue desgranando el concierto, haciendo siempre una breve introducción a lo después interpretaría la banda.

altAoZtlHMCgEAEMSjudhXqA0evVQY3W4bMtF6t26Q5LkxrComo viene siendo habitual, el concierto se dividió en dos partes, separadas por breve intermedio. La primera parte del concierto, estuvo dedicada a cuatro leyendas. Para empezar, pudimos disfrutar con los ritmos orientales de “La Leyenda de Yao, una leyenda inspirada en las canciones tradicionales y bailes de la gente de Yao, una tribu minoritaria de las provincias de Cantón, Yunnan y Guangxi, en China. Una esta obra en la que se resalta el color, la serenidad y la energía de la gente de Yao. A continuación “The Legend of Maracaibo” del joven director y compositor cartagenero José Alberto Pina. Una obra cargada de energía e intensidad, en la que se traducen las sensaciones de una guerra de galeones. La tercera legenda “Irlanda: Of Legend and Lore” de Robert W. Smith, una obertura que nos trasladó a tierras irlandesas gracias a sus melodías tradicionales a ritmos de flautas y oboes. Para finalizar la primera parte, la zarzuela que llevó a la fama a los maestros Reveriano Soutullo y Juan Vert, que se estrenó con gran éxito en el Teatro Apolo de Madrid, el 18 de enero de 1924, “La leyenda del Beso”. Una obra que en 1982 fue versionada por el grupo Mocedades, con polémica incluida, bajo el título “Amor de hombre”, que popularizaría totalmente esta preciosa composición.

altAppoRdYcyPZiieKYLFizwwUhZmUTCKeZXm3dj8HUZwTGTras el intermedio, la percusión empezó a sonar al tiempo que los músicos se iban incorporando, algunos teléfonos empezaron a sonar y algunos músicos hablaban de roscones de reyes, con el consiguiente desconcierto para el director de la banda, que no daba crédito a lo que estaba ocurriendo. Una simpática sorpresa para abrir la segunda parte con “Carnaval in Sao Paulo”, de James Barnes, con el que viajamos hasta Brasil con ritmo latino.

Como no podía ser de otra forma, apareció de nuevo la familia Strauss, esta vez una obra de Johann Strauss hijo, “El Murciélago”. Un vals basado en una comedia alemana llamada “La Prisión”, y “Rayos y truenos” una polka, posiblemente la más ruidosa de las piezas de danza de Strauss, que evoca los truenos y relámpagos a través de rodillos de timbales incesantes y los accidentes de platillos. El concierto continuó con “John Williams en Concierto”, una recopilación de bandas sonoras de películas de este autor, que esta banda ya ha interpretado en otras ocasiones y que por su belleza quisimos recuperar para este concierto. “The Second Waltz”, del compositor ruso Dimitri Shostakóvich, un maravilloso y melancólico vals. “Instant Concert”, una magistral recopilación de melodías, hábilmente condensada en una sola pieza por el compositor norteamericano Harold Waltz, para banda de concierto, que sin duda dejó un buen sabor de boca, finalizando con un par de bises: el villancico “White Christmas” y la conocida “Marcha Radetzky” con la que el director invitó a público a participar con sus palmas. Un bonito concierto con del que todos los asistentes pudimos disfrutar.

Para finalizar las navidades, nuestra banda también participó en la tradicional Cabalgata de Reyes, amenizando las calles con sus villancicos por el itinerario marcado para este año. Ante las miradas ilusionadas de los más pequeños, pusimos punto y final a estas entrañables fiestas, en la que la música, una vez más, ha puesto la chispa en nuestras vidas.

Con la misma ilusión de siempre, la Banda de Música Virgen del Espino, les desea a todos un feliz 2014.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*