La Banda Virgen del Espino pone su música en el día grande de las fiestas de Fuente el Fresno

altAkOcvY_QZObzt41JTBhsI0JE3rGtWeG6STDonBNuC4q0El pasado día 22 de mayo, la Banda de Música Virgen del Espino, amenizó las calles de la localidad de Fuente el Fresno, en la procesión del día grande de sus fiestas en honor a Santa Quiteria.

Cuenta la leyenda que Quiteria era una de las nueve hijas que de un solo parto tuvo Calsia, la esposa del entonces gobernador romano en Gallaecia (Galicia), Lucio Castello Severo. Repudiadas por su familia nada más nacer, Quiteria y sus hermanas: Librada, Marina, Victoria, Germana, Eufemia, Marciana, Genibera y Basilia, fueron adoptadas en secreto por cristianos del lugar y educadas según su fe. Perseguidas y amenazadas, las jóvenes se vieron obligadas a huir a diferentes lugares, siendo finalmente todas ellas martirizadas.

Quiteria viviría primero retirada en los montes gallegos, para luego recorrer gran parte de la Hispania y llegar incluso al sur de la Galia, volviendo a Hispania hasta la ciudad de Marjaliza (Toledo), donde encontraría la muerte siendo apenas una niña.

altAqVaNRS3JwlhArS21cusBCzQFz91RWzGp4hfsUtCunziEn torno a las 21:30 horas, la banda Virgen del Espino desfiló en pasacalles desde la plaza de la localidad hasta la Iglesia Parroquial, donde fuimos recibidos con los aplausos de los presentes, entre los que se encontraba la banda de música local. A continuación ya en la puerta del Templo tocó el Himno Nacional, para seguidamente marchar abriendo la procesión por las calles de la localidad, que se encuentra enclavada en un pequeño valle, situado entre dos montes de escasa altitud, cuya parte más antigua se encuentra, curiosamente, en la falda de uno de esos montes y no en el llano del valle, o en la cima del monte como sería previsible, lo que da lugar a las numerosas cuestas y pendientes de sus calles.

Durante el recorrido la banda tiró de su repertorio más moderno con marchas como “Aires de Triana” de Felipe Sigüenza, “A compás la cera llora” de Juan Manuel Velázquez o “Concha” de Víctor Manuel Ferrer y otras más antiguas como “A la voz del capataz” y “Encarnación Coronada” de Abel Moreno, “Callejuela de la O” de Francisco Joaquín Pérez Garrido (Paco Lola), “Pasan los campanilleros”, de Manuel López Farfán, y “Macarena” de Emilio Cebrián.

Una vez más la banda dio lo mejor de sí. Esperamos que nuestra participación haya sido del agrado de los vecinos de Fuente el Fresno y vuelvan a contar con nosotros en ocasiones futuras.

Como anécdota contar que en 1984, o sea, hace treinta años, uno de los miembros de esta banda, prestaba el Servicio Militar, como voluntario, cuando “la mili” se podía hacer en el Cuerpo de la Guardia Civil, en esta localidad. ¡Santa Quiteria! Cómo pasa el tiempo.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.