Altas temperaturas en la procesión del patrón de la villa

altAsgfxEKWUhKsuKj-0oD_Yw7xJKT6y_JTNi7BxnGlosoGSantiago de Zebedeo, también llamado Santiago el Mayor, fue uno de los apóstoles de Jesús de Nazaret, hijo de Zebedeo y Salomé, nombrado como Santiago el hijo de Zebedeo en el Nuevo Testamento y hermano de Juan el apóstol. Su maestro Jesús les puso el sobrenombre de “boanegués” que significa “hijos del trueno”. Se le conoce como Santiago el Mayor, para distinguirlo del otro apóstol llamado Santiago, el Menor, o el de Alfeo. Fue uno de los primeros que recibieron la llamada de Jesucristo, cuando estaba pescando en el lago de Genesaret junto a su hermano. Fue uno de los íntimos del maestro y estuvo presente en dos de los momentos más importantes de su ministerio: -la Transfiguración en el monte Tabor y la oración en el Huerto de los Olivos, junto con Simón Pedro y su hermano Juan. También formó parte del grupo restringido de discípulos que fueron testigos del último signo realizado por Jesús ya resucitado: su aparición a orillas del lago de Tiberíades y la pesca milagrosa.

Según la tradición medieval, existen varias versiones de cómo el apóstol, tras Pentecostés (hacia el 33 d. C.), cuando los apóstoles son enviados a la predicación, llegó a Hispania (actualmente España y Portugal). Esta tradición hace de Santiago el santo patrón protector de España.

También se cuenta que Santiago hizo el viaje de vuelta desde Hispania hasta Jerusalén para encontrar a la Virgen María, después de que ésta se le apareciese sobre un pilar en Caesaraugusta (actual Zaragoza), columna que se sigue venerando en la Basílica de Nuestra Señora del Pilar, en la capital aragonesa.

En los Hechos de los Apóstoles (Hc 12, 2) se narra su martirio en Jerusalén. Herodes de Agripa I, inició una persecución contra la Iglesia y mató a espada a Santiago.

En el siglo XII se redacta en Santiago de Compostela el llamado “Privilegio de los Votos”, que atribuye al Rey Ramiro I una victoria frente a los moros en Clavijo en 844, victoria obtenida gracias a una aparición de Santiago. Agradecido, el rey habría hecho el voto que todos los habitantes de España pagasen al Apóstol, o sea a su santuario una cantidad anual, poniendo fin al vergonzoso tributo del pago anual de cien doncellas cristianas al enemigo. De aquí la figura del “miles Chisti medieval” (soldado cristiano), que se convierte a partir de la segunda mitad del siglo XV y a lo largo del siglo XVI en “Santiago Matamoros”, defensor del catolicismo frente a todos sus enemigos: los turcos, los herejes y los paganos. Hoy la figura del “miles Chisti medieval” no está exenta de polémica, al chocar el interés por mantener la tradición con la verdadera imagen del Apóstol.

altApb5GsKMCM-H4r264UdmWEZfUcDLpgqFO8fSlEQqSUfDComo Patrón de España que es, Santiago el Mayor, es también el patrón de numerosos pueblos y ciudades, entre ellos Membrilla, nuestra localidad, donde además de patrón es el titular de la Parroquia. Este año y como marca la tradición cada 25 de julio, hemos celebrado la festividad de Santiago el Mayor y en esta ocasión ha sido la Banda de Música Virgen del Espino, la encargada de inundar con su música las calles de la localidad.

Sobre las 11:10 horas, partíamos desde la Plaza del Azafranal, en pasacalles, junto con algunos caballeros de la Hermandad, interpretando el pasodoble “Ernestín”, recorriendo algunas calles de la localidad, alegrando el corazón de los vecinos que durante el recorrido salían a sus puertas y que pudieron escuchar otros pasodobles como “Els Preparats”, “Pérez Barceló”, “Fet a Posta” o “Pepe el Fester”, finalizando el pasacalles en el templo de Santiago el Mayor donde el párroco D. Raúl, ofició la Eucaristía en honor al Apóstol, con la colaboración de D. Pedro, sacerdote natural de la localidad y formador del Seminario Diocesano de Ciudad Real. Eucaristía en la que el color blanco de las camisas de los Caballeros de Santiago, con su nueva junta directiva a la cabeza, pusieron de manifiesto la importancia que esta hermandad tiene en nuestro pueblo. Al finalizar la Misa, Jesús, nuestro director, dio la entrada a la banda, que junto con los caballeros interpretaron el Himno de la Hermandad.

A continuación y por segundo año, a hombros de sus Caballeros, el Apóstol salió a la calle por la puerta sur del templo, a una hora en la que el sol se encontraba completamente vertical sobre el plano de la superficie terrestre, con una temperatura propia de esta época del año, presidiendo la procesión nuestro párroco, arropado por todos los caballeros de la Hermandad, hermanos y aquellos vecinos dispuestos a soportar los rigores de la climatología. La Banda de Música Virgen del Espino encabezaba la procesión. Durante el recorrido la banda interpretó algunas de sus marchas más modernas de su repertorio como “Aires de Triana”, “Hosanna in excelsis” o “Madrugá de canela y clavo” y otras más antiguas como “El Evangelista”,“Macarena de Cebrián” o “Esperanza Marinera”.

Una vez finalizada la procesión, Santiago el Mayor fue expuesto en la puerta Oeste del templo para el tradicional ofrecimiento que duró unos minutos. Devuelto de nuevo al Apóstol a su morada y después de las palabras del Presidente de la Hermandad, José María Martín de la Leona, nos dirigimos de nuevo en pasacalles hasta el pabellón de usos múltiples de los Paseos del Espino, donde tuvo lugar el agasajo. La Hermandad obsequió a todos los presentes con serrana, refrescos, agua y cervezas además de aperitivos variados. Los hermanos, tras entregar su papeleta recogieron el bizcocho y la llavecilla de Santiago. La banda puso punto y final a su actuación interpretando el pasodoble “Vicente Marín”.

Esperamos que nuestra participación haya sido del agrado de la Hermandad y de los que de una u otra forma participan de esta fiesta, y pedimos al patrón de la localidad que nos de fuerzas para continuar con su misión y nos permita seguir acompañándolo en los próximos años.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.