Abr 03

Finalizamos una Semana Santa llena de música

¡¡ENHORABUENA!!…

Sí, esa ha sido una de las palabras más utilizadas por la gente para referirse al trabajo realizado por nuestra banda en esta Semana Santa 2018.

Felicitaciones tanto de personas allegadas y conocidas de la banda como de personas anónimas, así como de hermandades, cofradías y sus representantes.

Y es cierto, hemos realizado un gran trabajo tanto músicos como directores, así como los familiares con su apoyo y compañía, a pesar de la inclemencias meteorológicas y otras incidencias que con gran profesionalidad hemos podido solventar.

Lluvia, frio, viento… pero también compañerismo, amistad, cooperación entre distintas generaciones de músicos, desde los papeleros más pequeños a los que ya son abuelos, pasando por los más jóvenes pero no por ello inexpertos en este arte de la MUSICA.

Notas, pasos, olor a incienso, silencios, noche iluminada por la luz de las velas, nazarenos, saetas, y nuestras marchas procesionales, otorgando un lugar de reflexión en la fe de todos aquellos que guiados por sus creencias cristinas nos han acompañado esta Semana Santa.

Desde que iniciamos nuestro programa de Semana Santa en este año 2018 con nuestra intervención en el acto del Pregón, hemos pasado por el Concierto Sacro el Domingo de Ramos, procesión en Valdepeñas acompañando a la Hermandad de Misericordia y Palma el Jueves Santo, procesión en la madrugá del Viernes Santo en Membrilla acompañando a la Virgen de la Soledad y por último procesión el Domingo de Resurrección también en Membrilla acompañando a la Virgen de la Esperanza.

Mucho trabajo y sacrificio que nos engrandecen como banda y como personas, dándonos la fuerza y confianza suficiente para próximos proyectos de esta banda, la Banda de Música Virgen de Espino.

En una sola palabra amigos músicos: “CHAPÓ”

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*